miércoles, 5 de septiembre de 2018

Sociópata

Tenías la inteligencia, el encanto, la mirada que se necesita,
el desamor, el deseo, la culpa ausente.
Años después, en el espejo de la adolescencia
(de otra adolescencia que ahora para mí tiene sentido)
te descubro tal como fuiste.

No soy una víctima
pero tu abuso
será la única huella.

La peor condena es no poder sentir amor
y no es la mía.

¿Humildad?

No comprendo por qué las personas confunden conceptos esenciales para la convivencia humana con tanta frecuencia. Confunden honestidad con honradez, sinceridad con crueldad, modestia con falsedad, humildad con baja autoestima. Humilde no es quien menos tiene, no es quien se calla siempre por aguantar, no significa ser débil, ni fingir ser débil, ni mucho menos llorar por tooodo o tirarse al piso haciéndose menos para que los demás la levanten (tan convenientemente). Humilde es quien conoce tanto sus posibilidades como sus limitaciones y hace con ello lo mejor que puede. Lo mejor, no mediocridades. Quizá yo no soy humilde porque si intentan ofenderme me defiendo o les ignoro, si soy testigo de algo incorrecto o injusto no me callo y sí, puede que sea muy soberbia porque lo que los demás piensen de mí me importa dos hectáreas de... vaya, el punto es que quien vive a la sombra de valores confundidos es capaz de intoxicar el agua que otros beben y el aire que otros respiran o bien, resultar intoxicado(a). Nuestros juicios son parciales porque de la realidad sabemos muy poco. Para conocerla, para "despertar" hace falta mucho esfuerzo, voluntad, evolución espiritual, tiempo y humildad (de la de a deveras). Si pensamos con base en lo que otros dijeron y peor aún, actuamos a causa de ello, no llegaremos muy lejos. Se nos irá la vida en insignificantes malentendidos laborales, excesos de sensibilidad, enemistades, chismes, haciendo gala de nuestra cortedad, perdiendo la oportunidad de demostrar cuánta luz tenemos dentro.

Casa / Home

nadie se va de casa salvo que la casa sea la boca de un tiburón solo corres hacia la frontera cuando ves a toda la ciudad corriendo tamb...