Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

Evoco

...las tardes de Jueves y Viernes Santo que pasaba en casa de mis abuelos. Tendría 9 ó 10 años y era capaz de quedarme horas recargada en la pared del pasillo que unía el balcón con la sala y las habitaciones. Estaba ahí quieta, pensando, escuchando y percibiendo olores. Luego me sentaba en el mueble que estaba frente al balcón, respiraba hondo y miraba a lo lejos las nubes veteadas de blanco con tenues rayos de sol, porque ya había llovido. Me gustaba imaginar que cuando fuera grande, descubriría cómo ser tan ligera y habil para ir saltando de techo en techo hasta alcanzar el horizonte. Desde ese segundo piso vi cientos de veces secarse el empedrado, mientras llegaba a mí el bullicio de la cocina y yo sospechaba que quizá en un rato, habrían de encargarme un mandado. Yo quería crecer. Eso era antes.

Abril de 2011