viernes, 4 de diciembre de 2015

Zurcir

Para zurcir mi vacío, me pondré un dedal de cobre, muchos hilos de colores, y la aguja del estío, que derrita tanto frío, y me aclare las pupilas, las papilas gustativas, y la pena que me abruma cuando un árbol se derrumba vuelan miles de semillas.

Casa / Home

nadie se va de casa salvo que la casa sea la boca de un tiburón solo corres hacia la frontera cuando ves a toda la ciudad corriendo tamb...