Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014
Tengo el alma llena de gratitud por ti, por la mujer que fuiste, por la luz que resplandeció siempre que estabas presente, por el rostro que Dios nos mostró a través de tu generosidad, tu sentido del humor, tus ocurrencias, tu ingenio inagotable, tu belleza, tu alegría; por tu lucha valiente contra la enfermedad a pesar de cada caída, porque hiciste lo mejor que pudiste y nosotros contigo. Porque amabas la vida y lo demostrabas.
Tengo el alma llena de gratitud por haber sido enviada a nacer de ti, la perfecta para mí; porque conocí el mundo de tu mano y me soltaste poco a poco; por el papá y las hermanas que me diste; porque fuiste mi protectora de la infancia, mi retadora de la adolescencia y la mejor amiga de mi juventud; porque confiaste en mí como nadie lo hará; porque pusiste a Dios en mis labios y en mi corazón, porque me regalaste fe en la vida y gracias a eso he podido ser feliz.
Tengo el alma llena de gratitud porque a través de ti nuestra familia se hizo un sol…

En el buzón

Al buzón de mi casa llegan sobres de cuentas pendientes, pero muy de vez en cuando, la magia de las buenas costumbres antiguas materializa una cartita o una postal. A mi buzón virtual, que también ha caído en la monotonía, hoy llegó este fragmento, el cual contemplo con la gratitud de esta viva.

“Todo ser contempla,  todo ser es una contemplación, sí, incluso los animales, incluso las plantas (salvo los hombres y los perros, que son animales tristes, sin alegría). Ustedes dirán que bromeo, que es una broma. Sí, pero incluso las bromas son contemplaciones… Todo contempla, la flor y la vaca contemplan más que el filósofo. Y, contemplando, se llenan de sí mismos y se alegran. ¿Qué es lo que contemplan? Contemplan sus propios requisitos. La piedra contempla el silicio y la calcita, la vaca contempla el carbono, el nitrógeno y las sales. Esto es el self-enjoyment. No es el pequeño placer de ser sí mismo, el egoísmo, es esa contracción de los elementos, esa contemplación de los requisitos pr…

Cien años

Si Efraín Huerta viviera, hoy cumpliría cien años, y habría más poemínimos maravillosos por ahí, robando sonrisas.






Hay voces

...que mueven todo a la primera, como ésta que acabo de descubrir, además de la hermosa letra que clama desde la transformación inexplicable. 

Luna de esta noche larga
vuelve tu cara a mi ayer
cuéntame como he cambiado
dime cómo he de crecer.

Luna, madre milenaria
dime cómo he de volver.
cuál será mi casa,
dime cuándo lo sabré...


Permanencia voluntaria

Conocí a Cris en primero de primaria. Desde los cinco años y medio se convirtió en una presencia constante en mi vida, para bien o no tan bien. Compartíamos junto con sus vecinos el camino a la escuela, nos contábamos secretos y cuentos de espantos. En la secundaria se convirtió en algo así como mi mejor amiga, claro, de esas mejores amigas que hablan mal a tus espaldas, te ponen a prueba o te dicen qué hacer. Su energía me abrumaba y me inspiraba al mismo tiempo. Fue para mí fuente de compañía y desengaño, no sólo por su manera de ser sino porque a través de ella me descubría a mí misma. Luego el destino nos llevó por distintos lares, pero siempre hubo algún correo esporádico o una conversación de Messenger para ponernos al día, a pesar de que, pensándolo bien, nuestras casas paternas se encuentran a escasas 4 cuadras de distancia.
Volví a verla en 2011, cuando supe que había estado delicada. Platicamos largamente, me invitó a una fiesta, nada la detenía. Un medicamento fuerte en do…

Intraducibles

Soy afortunada, he experimentado aware. Mañana aplicaré el gokotta. Deseo que la iktsuarpok no dure mucho tiempo más. ¿A quién no le ha sucedido el Mamihkapinatapei? Hanyauku, una delicia. Age-otori me pasó hace 4 años, lo bueno es que siempre crece. El won me atormenta las más de las veces pero también me ayuda a seguir viviendo.
http://m.pijamasurf.com/2014/05/grafica-de-lo-intraducible-30-palabras-raras-explicadas-con-imagenes/

Mi mamá

Tiene los ojos almendrados, la piel blanca y el cabello castaño. Siempre fue alta y llenita. Recuerdo que era muy tímida, pero luego de estudiar la licenciatura en seis veranos, se volvió elocuente y desenvuelta. Tiene una habilidad manual impresionante: lo mismo cose abrigos que vestidos para bebés, borda, lava una montaña de trastes o es capaz de guisar (muy rico) en tiempo récord, improvisa mamparas, arreglos florales, y hasta compone televisiones porque estudió electrónica en la prepa. Se casó el día que cumplía 20 y no ha querido a otro hombre más que a ése que tantos sobresaltos le ha dado. Le gustan la música antigua, la literatura y los zapatos de tacón delgado y correa alta. Heredé su voz y su locura ocasional. Me enseñó a lavar bien mi ropa, a no depender de nadie, a no tener deudas, a ser amable con todos y sobre todo, puso en mis labios la invocación a Dios, a cada paso, en todo momento,sembró la fe que crece en mí.
Puedo decir que es éste el primer 10 de mayo que saboreo…

Horas de vuelo

Tenía una hora libre y no quería estar en la cafetería. Hacía calor, las sillas blancas de plástico a la una de la tarde en un espacio abierto no me resultaron tan cómodas cuando llegó a instalarse por ahí también el grupo con el que me tocaba la siguiente clase. Ya bastante tenemos con vernos todos los que somos (57 contándome) durante 50 largos minutos antes de que suene el timbre de salida. Llegaron a posarse ahí como pajaritos en arboleda a las 6 de la tarde. Entonces me levanté graciosamente y me dirigí a la biblioteca que más bien funge como sala de medios. Los libros que rescaté de una gaveta abandonada y llevé a entregar desde antes de salir de vacaciones seguían ahí, en desorden, esperando que alguien los mire con cariño.

Fingí estar muy concentrada buscando un título interesante, porque no tenía ganas de platicar con un par de personajes que rondaban por ahí. A veces sencillamente uno no tiene nada qué decir ¿o me estaré amargando más de lo admisible? Como sea, empecé a form…

Nosotros que nos queremos tanto...

"Lo que nos da calma y contención se llama identidad. Y atravesar por una migración de identidad es muy duro. Es un proceso largo, doloroso, cargado de ansiedad y en el camino uno siente que pierde la cordura. Cuando por fin concluye te das cuenta de que ya no te definen las mismas ideas y tampoco el mismo trabajo, que los amigos que jurabas eternos de pronto ya no tienen nada en común contigo y a algunos hasta les das hueva. Al final vale la pena porque el espíritu humano está hecho para transformarse o de otra manera nos quedaríamos chatos, enanos, mutilados."

http://www.sinembargo.mx/opinion/12-04-2014/23096#comment-86165

Hasta siempre

Hasta siempre ingenuidad. Ya pagué el precio, ya gasté energía, ya creí, ya descreí, ya te vi a los ojos, ya entendí el porqué de todas las mentiras. Ya me cansé. Que no me permita nunca más la libertad de dar mis flores a los cerdos.
Párrafo aparte.

30

Siempre he tenido cierta fijación por las fechas, sin embargo, en los últimos días mi vida ha tomado un rumbo incierto que no me había permitido detenerme y reflexionar lo especial de este cumpleaños. Subo al tercer piso, abandono el prefijo “veinti…”, dejo de ser legalmente “joven” para convertirme en “adulta”, un día más, un día menos, la edad es cuestión de actitud, dicen.
Hace unos días me pregunté: ¿qué estaba haciendo hace exactamente diez años? Apenas pude recordar algunas cosas: cursaba el sexto semestre de la licenciatura, mi tiempo se iba entre lexicología, psicolingüística, gramática generativa transformacional, francés, inglés y algún invento del ocio. Superaba junto con mi familia un duelo reciente, conocía gente nueva, aún veía tele, no tenía computadora ni celular, leía, caminaba, nunca había trabajado… en fin, mi vida era buena y la vivía sin cuestionarme si me gustaba o no. Hoy, en medio de una batalla difícil, se me ocurre celebrar mis treinta escribiéndole un mens…