lunes, 28 de enero de 2013

Me queda el viento

Frío, sol, felicidad, todo va y vuelve. El tiempo no. Aquí va un año más, creo que no me había querido dar cuenta. Pero me queda el viento, ¿verdad?
Pues nada, a seguir viviendo.

Fortuna

Por años, disfrutar del error y de su enmienda, haber podido hablar, caminar libre, no existir mutilada, no entrar o sí en iglesias, leer...