lunes, 23 de julio de 2012

Harder than july rain

¿Será que cuando el dolor se va, aparece la verdadera oportunidad de que el tiempo haga su trabajo?

Lluvia de julio, hagamos las paces, siempre tuviste la cualidad de arrullarme. Lo demás ya desapareció, no te me vayas entre los malos hábitos.

viernes, 13 de julio de 2012

Para Televisa, con todo mi desprecio

A través de los medios, que han pasado a competir ferozmente –y ventajosamente-con el establecimiento educativo oficial en la formación o la deformación de la gente, se nos educa en cambio, para el consumo, pero tampoco hay plata. La indicación de la sociedad a través de la televisión y la publicidad en general es que hay que conseguir dinero cueste lo que cueste, y ocupar cueste lo que cueste puestos de poder –y lo que se genera así, naturalmente, es ambición y competitividad. Hay que consumir y ostentar, lo que produce la imitación de los ricos y famosos, o bien, el robo. Resulta notable, por ejemplo, que hayamos aceptado y adoptado todos en los países democráticos de Occidente y algunos de Oriente sin problema, las siglas VIP. VIP quiere decir “very important people” lo cual significa –en inglés, lo cual ya es sintomático- que hay gente que importa y otra que no. No podría haber una infracción más directa a los principios de la democracia, que se funda en la igualdad de todos. Antes se hablaba de primera clase y de algún modo esto recordaba a la pirámide marxista: los ricos arriba, en primer lugar, los pobres abajo. Pero ahora no sólo los ricos son ricos, sino que ellos se proclaman como los únicos muy importantes. Tan importantes que consiguen arruinar, invadir y devastar países y pueblos, y salirse con la suya porque todo está en venta. Son tan ricos e importantes que también han podido comprar la justicia.

Ivonne Bordelois, La palabra amenazada.


Ahora que lo pienso, Televisa no se merece siquiera un fragmento de este libro genial.

Fortuna

Por años, disfrutar del error y de su enmienda, haber podido hablar, caminar libre, no existir mutilada, no entrar o sí en iglesias, leer...